Comunicación liberadora: los aportes de las mujeres indígenas a través de sus declaraciones, demandas y propuestas – Revista hariak

Los comentarios están cerrados

Distinción “Juana Belén Gutiérrez de Mendoza” a Sylvia Marcos

Palabra de Antígona

Affidamento mucho mejor término que sororidad

*Entregarán distinción a 32 mujeres el 1 de abril, durante la Primera Reunión Nacional del FFN.

 

SARA LOVERA

SemMéxico, 27 marzo 2017.- Las feministas nos la pasamos reconociendo a mujeres extraordinarias en la historia de México y el mundo. Mujeres que han aportado algo, que han modificado, descubierto o han hecho algo grande para la humanidad. Algunas de ellas han sido o feministas o aliadas de los derechos de las mujeres. Otras no.

“Es un acto de conciencia de las mujeres escribir y hablar de las otras mujeres”, y eso hemos hecho algunas de nosotras. Hoy es nuestro tiempo decimos, sin falsa humildad.

Por ello es un esfuerzo mayúsculo el del grupo promotor del Frente Feminista Nacional (FFN) al llamar a sus iguales a proponer nombres de feministas, con historia, dice la convocatoria y agregan, deberán contar con un trabajo académico, de investigación, político, artístico o cultural, de divulgación o de organización social o política, trabajo y acción enfocado a fortalecer los movimientos feministas en México. Tan claro como ello. Además, vivas y que radiquen en el país.

Ahora conozco una selección de 32 mujeres, que fueron seleccionadas apoyadas, cada una, al menos por tres organizaciones feministas. El proceso seguro fue muy importante, me hubiera gustado conocerlo a fondo. No sé quién pudo proponerme a mí y yo, tan tonta, no propuse a nadie. O tan ocupada o tan egoísta o tan sorda y ciega. Lo digo porque ahora me preocupa la lista. ¿Cómo y por qué se postuló a quién? ¿Qué hizo para fortalecer a los movimientos feministas? ¿Y cuáles sus logros?

Agradezco estar en la lista. La distinción será entregada el 1 de abril, durante la Primera Reunión Nacional del FFN, en la ciudad de Querétaro. Las promotoras vienen de lejos, insistiendo en crear fuerza feminista para empujar leyes, políticas públicas, acciones, cambios, que al no tener esa fuerza quedan al arbitrio de los poderes.

Y dije esfuerzo, porque muchísimas mujeres, llamadas democráticamente a proponer, no hicieron/hicimos la tarea, ello es evidente, por la lista que veo. Hay tremendas ausencias y algunas presencias que no se ajustan, a mi modo de ver, a la convocatoria. Mujeres fantásticas de las que por ética o conciencia hay que verlas, promoverlas, reconocerlas, pero que no han trabajado por el movimiento, aunque tengan, por ejemplo, en su haber alguna historia que empujaron, porque era la forma de acusar o develar la conducta de un macho o la corrupción de un político. Lo dije claramente el día que me dieron el Premio Nacional de Periodismo, las mujeres aparecen como pretexto para hablar de otros.

La idea del Frente ha sido, sin duda, política y correcta. Diría una feminista icónica, necesaria, aunque no seamos hermanitas, ante la realidad y lo que viene, ante la insultante violencia de género y la resistencia del patriarcado. Este grupo de Mujeres, entre las que están Lourdes García Acevedo y Guadalupe López, hicieron un llamado. Resultado, nosotras, las de siempre y algunas excepciones.

Me parece fantástico que esté la pionera del movimiento, integrante de Mujeres en Acción Solidaria(1971), defensora de las mujeres indígenas, del primer nivel académico e integrante de Cuadernos Feministas, la psicoanalista Sylvia Marcos; otra pionera e ícono del feminismo, Marta Lamas; Eli Bartra ex de la Revuelta que llegó a la academia a formar generaciones de nuevas mujeres, y que tal Marcelina Bautista, luchona por las trabajadoras del hogar, sin descanso y con ella, por la misma causa, Mary Goldsmith; Lucero González del Movimiento de Liberación de la Mujer y necia hasta ahora; la dirigente comprometida e incansable Josefina Chávez; la monja civil que ha tocado el centro del tema: la economía, doña Leonor Aída Concha; la periodista Lidia Cacho y, todas ellas, sus militancias desde la autonomía y capaces, creativas, audaces, valientes, con una vida comprometida, indiscutible.

Se reconoce el trabajo académico de Dalia Barrera, de Jennifer Cooper; la de hacer historia, fundamental, como Ana Lau, o por supuesto la que ha escrito más cuartillas que nadie sobre cosas del feminismo y promotora de leyes, Marcela Lagarde y de los Ríos.

Ninguna me parece de más, de este grupo. Hay otras que no sé porque están ahí. Y hasta la información que tengo, me duelen algunas ausencias fundamentales para el movimiento, como Gloria Careaga, Patricia Mercado, Patria Jiménez, Elsa Conde, Mary Carmen Rioseco, Teresita de Barbieri, María Elena Chapa, Dulce María Sauri Riancho, etcétera.

Claro que a veces no se puede, hay límites. Lo entiendo y por ello agradezco mucho más que me hayan incluido.

Dijeron fortalecedoras del feminismo. Esta vida que he conjugado con mi profesión o mi profesión que he destinado al movimiento, desde todos los lugares donde he estado, sin montarme en el trabajo de terceras personas, ni inventar el hilo negro; soy como mis colegas y compañeras de lucha, convencida de que esa, si se trata de ideología, es la mía. Está demostrado que todas ahora, en un ejercicio sin precedentes de camaradería y affidamento (un mejor término que sororidad) seremos reconocidas por nuestras pares.

La distinción se llama Juana Belén Gutiérrez de Mendoza, una mujer revolucionaria, feminista, zapatista, periodista desde que abrió los ojos, emprendedora, anarquista que en la Revolución Mexicana consiguió empujar la causa de las mujeres, de las y los indígenas, de la de las y los campesinos por la tierra y rechazó el canto de las sirenas llamado desde el poder. Juana Belén Gutiérrez de Mendoza vivió la discriminación y el descrédito de algunos “prohombres” como los Flores Magón y se empeñó en algo que está hoy a flor en nuestro corazón: la libertad de expresión, ejerciéndola sin miramientos y sin victimismo.

¡Todo un honor!

http://www.semmexico.com/nota.php?idnota=1284

Los comentarios están cerrados

Invitation of The Antifascist Feminist Front [AFF]

Los comentarios están cerrados

Subcomandante Marcos – Historia de libros inhumanos

Los comentarios están cerrados

La voz del futuro: jóvenas luchadoras zapatistas

La voz del futuro: jóvenas luchadoras zapatistas

El asesino de Galeano la detuvo. Selena no le tuvo miedo; como jóvena, como mujer, pudiera haberlo hecho por inmadurez, pero ella es zapatista y es vigorosa. 

SYLVIA MARCOS
FOTOGRAFÍA: TIM RUSSO

e

México. La compañera Selena  tiene 16 años. Con el encanto de una narración en primera persona, comparte información política vital sobre la agresión reciente al Caracol de la Realidad.

Ella es una jóvena, nació ya en el zapatismo  y se formó en y con la educación autónoma. No conoce  restricciones de género ni de edad. Fue nombrada para un puesto delicado e indispensable   para la supervivencia del colectivo: una autoridad que logra registrar para luego compartir con las comunidades lo que escuchó, descubrió y aprendió. Nadie duda de su veracidad, de su entereza, de su fuerza ni de la fidelidad de los datos que comunica. Ya fue entrenada para ello y por esas cualidades se la eligió en asamblea colectiva para esta comisión.

¡Y es una niña de 16 años! Afuera se les considera niñas a las menores de 18 años. Todavía no pueden votar y cuando delinquen, son encerradas en cárceles para “menores”. Pero Selena  no es producto de esa sociedad de afuera, de esas leyes donde el Estado es el que las viola primero. Ella no nació entre la gente que tiene que comprar la justicia, como nosotras. No tiene que venderse, apocarse ni apenarse, como las jóvenas que conozco afuera, y que frecuentemente se restringen a sí mismas de tomar puestos protagónicos.

Además, las “niñas” de 16 años son ahora el objeto preferido de la trata de mujeres. Se desaparecen en las calles de las grandes ciudades mexicanas y a veces en el campo. Los padres envían mensajes desesperados para recuperarlas. A veces, las chicas de esa edad migran desde Centroamérica y, al pasar por México, son secuestradas, abusadas, violadas y vendidas a las redes de pornografía y prostitución. Son particularmente vulnerables por ser niñas, mujeres y jóvenes. Para los criminales son la materia considerada ideal por su vulnerabilidad social para la extorsión, la violación, el abuso y el asesinato impune.

Pero Selena es zapatista y ahí, en el Chiapas zapatista, nació y creció. Vivió toda su vida adentro del territorio zapatista  -que ya cumplió sus 20 años en lucha.  Ahí tomo conciencia, y no sólo de pertenecer a un pueblo indígena de México, de ser una maya tojolabal probablemente por pertenecer a La Realidad. Ella está no sólo orgullosa de su identidad, sino también de su ser mujer. Mujer que es compañera en una lucha por la justicia hacia su pueblo. Mujer que además es jóvena y no tiene que hacer esfuerzos para que la respeten como jóvena y mujer.

Las jóvenas y jóvenes son particularmente apreciados para una tarea imprescindible  para la supervivencia de la rebeldía zapatista. Son entrenados como comisión de escucha. Esta tarea tan importante significa que las comunidades aledañas  dependen, para la información de lo que acontece en el territorio, de estos escuchas; su defensa oportuna depende de conocer  lo que es peligroso para ellas a través de esta tarea que cumplen las jóvenes escuchas.

Parece como de nada, y  para nuestros oídos, queda como una comisión que pudiera parecer secundaria. Para el zapatismo, sus bases de apoyo y la requerida interconexión de todos al unísono en sus justas luchas, es un quehacer sumamente importante.

Y para Selena y todos los que son escuchas tampoco es tan difícil. No son sólo jóvenes con una memoria fresca, son también herederos de las tradiciones milenarias de transmisión oral. Los pueblos mesoamericanos logran hacer llegar al hoy, aunque  de manera refuncionalizada, creencias, ritos, curaciones, símbolos y modos de ver el mundo pasándolos  oralmente, tomando de los labios de sus abuelas historias, mitos y tradiciones que llegan hasta el hoy que viven.

No es difícil para ellos guardar detalle por detalle una conversación como la que Selena tuvo con el asesino de Galeano: un tipo que por decencia sólo se reporta como R. Una conversación que le fue impuesta por ese asesino, un tomarla aparte y espetarle “te haces (crees) mucho”, como le dicen los machos a las mujeres jóvenes discretas en las calles hoy. La primera reacción de Selena fue no contestar, pero el asesino insistió y le espetó: “Párate, escúchalo lo que te voy a decir”.

Este asesino, indígena también, seguramente conocido de ella pues lo pudo reconocer, es parte de los paramilitares promovidos y financiados por los poderes locales (al igual que hace unos años en la masacre de Acteal) para destruir el Caracol de la Realidad.

Ella no le tuvo miedo; como jóvena, como mujer, pudiera haberlo hecho por inmadurez, pero Selena es zapatista y es vigorosa.  Se detuvo, lo encaró de frente y reconoció la importancia de lo que pudo descubrir en las palabras de ese traidor de su gente.

Selena reporta frase por frase toda la conversación que escuchó. La podemos leer frase por frase ya que los escuchas reproducen con fidelidad absolutamente todo, tonos, gestos y  palabra por palabra.

Ante la amenaza expresa de tomar el Caracol –territorio zapatista corazón de una región – y de destruirlo y apropiárselo, ella lo reta aún más. No retrocede con penas mujeriles, sino que usa el lenguaje soez de los machos y lo enfrenta. Y no sólo eso, sino que no se deja intimidar por la amenaza que el agresor expresa de violarla, le responde con fuerza incrementada  y le revierte la amenaza a su propio campo.

¿Qué pasa con estas jóvenas? No se agachan, no se dejan intimidar o asustar, no temen usar todo tipo de lenguaje aun si tienen que  reproducir el de los machos agresivos contra las mujeres.

¿No lo hemos dicho tantas veces las feministas que la mejor manera de reaccionar ante posibles agresiones masculinas es hacer exactamente lo que hizo Selena y portarse como ella se portó? ¿Porque las niñas zapatistas, me lo pregunto,  no sólo lo saben sino que lo pueden actuar?

¿Qué es lo que logró el tejido social de lucha zapatista que vigoriza a estas chavas jóvenas y les permite sobrevivir y defenderse  con dignidad  ante los asaltos a su integridad?

Selena reproduce su infortunado encuentro con el asesino, da todos los detalles. Ella salió ilesa del encuentro. No fue violada ni abusada y viene a traer la información urgente y decisiva para la defensa de su pueblo, de los zapatistas. Esta defensa ahora, aquí, en el Movimiento por Justicia del Barrio de Nueva York y en muchas partes del mundo, se reproduce para evitar que ocurra otra masacre como la de Acteal.

Porque la defensa pacífica es la propuesta,  propiciada, profundizada y vivida por los zapatistas. Es la estrategia política de resistencia posible; es producto de hombres y mujeres conscientes en todo el mundo que decimos ¡no! con ecos que reverberan por doquier.

¡No a la destrucción de ese otro mundo que ya existe y que viven las zapatistas!

¡Sí  a un mundo tan  nuevo, que  las niñas de 16 años como Selena lo viven y se defienden con su dignidad intocada como mujeres!

Basado en reflexiones de una lectura del Comunicado: Fragmentos de la Realidad I
de Subcomandante Insurgente Marcos, Mayo 2014

El 24 de mayo, cientos de integrantes de Movimiento por Justicia del Barrio, organización de base comunitaria compuesta mayoritariamente por mujeres migrantes que luchan por dignidad y contra el desplazamiento neoliberal en Nueva York, honraron a la vida y lucha del zapatista caído Votán Galeano. Para este homenaje, la gran feminista, pensadora y activista mexicana Sylvia Marcos envió reflexiones sobre “Ser Jóvena y Zapatista en La Realidad”. Durante el homenaje y ante de cientos de mujeres, jóvenas, niñas y ancianas luchadoras, este texto se compartió.

Los comentarios están cerrados

InterGender, Consortium and Research School in Interdisciplinary Gender Studies – Linköping University, Linköping, Sweden

decolonial-feminisms_ig_prolonged-deadline_01 decolonial-feminisms_ig_prolonged-deadline_02 decolonial-feminisms_ig_prolonged-deadline_03 decolonial-feminisms_ig_prolonged-deadline_04 decolonial-feminisms_ig_prolonged-deadline_05 decolonial-feminisms_ig_prolonged-deadline_06

Los comentarios están cerrados

Presentación Oaxaca – Otro Mundo, Otro Camino

sylvia-otro-mundo_01 sylvia-otro-mundo_02 sylvia-otro-mundo_03 sylvia-otro-mundo_04

Los comentarios están cerrados